III Regata Rey Juan Carlos I, Master El Corte Inglés 2017

Iñaki Carbajo    22 octubre, 2017

Hola a todos/as, bienvenidos/as a esta aventura internauta que comenzamos con estos comentarios de la última regata en la que participamos, la III Regata J. Carlos I-Máster El Corte Inglés, que este año, lo mismo que en su primera edición, ganamos en la clase ORC Especial 2 y que, como diría el mismísimo, “nos llena de orgullo y satisfacción”.

El sábado 9, buena salida y buenos bordos de aproximación hacia el faro de Camouco donde nos emparejamos al Chispa Nejra (Ro 300) y comprobamos con desánimo otra vez más que con poco viento no andamos más que éste y hacemos peor ángulo, lo cual no sería lo esperable,  porque siendo el mismo modelo de casco tenemos más mayor y Génova y nuestro barco es un poco más ligero.

Al montar este Faro estamos en el grupo de cabeza e izamos tarde el spí en rumbo de través tras un percance con el mismo y que nos posiciona tras el Chispa, comprobando que poco a poco lo vamos pasando por barlovento hasta que nos damos cuenta que el viento comienza a escasear  más adelante y que los barcos de mayor eslora de la otra clase que van delante y alguno de la nuestra persisten en seguir en esa dirección , tomando nosotros la iniciativa de trasluchar hacia  Punta Cabicastro acertadamente, pues poco a poco se iría incrementando el viento por esta zona, llegando creo que primeros de nuestra clase en tiempo real al faro Mourisca, posición que no abandonaríamos  hasta la llegada a la meta en la playa de Silgar.

En Mourisca trasluchamos en dirección a la Boya de Pelados, donde iniciamos ya con viento unos bordos de ceñida hasta Morrazán, en los que comprobamos con desesperación que nuestro barco hace un ángulo claramente peor que nuestro perseguidores, pero el acierto en la elección de los bordos nos hace como mínimo mantener las distancias.

Toda esta problemática nos hace pensar en que tenemos que afinar más  y acertar en el trimado del aparejo, así como en la elección de las velas de proa y su trimado.

Justo antes de llegar a la meta, tras una virada, se nos lía la escota bloqueándose en el winche, lo que nos hace  perder distancia con respecto a nuestros seguidores, de tal manera que al llegar a meta y compensarse los tiempos quedamos terceros, a 9 segundos del Chispa Nejra y a 1 segundo del Ay Carmela (Golfiño 7.25).

El domingo, también con escaso viento y mentalizado de las escasas posibilidades de nuestro barco en estas condiciones y dado el nivel de los competidores, y lo que es peor, sin modificar yo el trimado del aparejo… se da la salida y nosotros, haciendo un fuera de línea, pero una rápida reacción y recuperación y la buena elección de bordos hasta la boya de desmarque nos hace llegar a ésta en cabeza tras el Ay Carmela, y el Chispa Nejra y el Qtalento (First 32s5) al acecho, comprobando que en rumbo de través hacia Mourisca y luego en un largo hacia Pelados, el primero nos aguanta y los perseguidores nos recortan, por lo que una vez adentrados en la zona donde los cuatro pensamos hay un poco de más intensidad de viento, tomo la iniciativa acertadamente en realizar unas trasluchadas que me hacen llegar a la boya de Pelados en primer lugar, donde comienza una ceñida cada vez con menos viento hacia Mourisca, donde a la postre sería el final de etapa al acortarse ésta.

Este grupo de cabeza nos mantenemos a poca distancia donde el Ay Carmela nos tiene controlados al primer y tercer clasificado, pero a medio camino, a la altura del Faro de Morrazán yo sigo en el mismo bordo dirección Bueu y el Chispa y el Qtalento con los inmediatos seguidores optan por virar en un bordo hacia Portonovo, donde parece que hay un poco más de intensidad y tal vez esperando que saltara un viento del norte… digo yo… decidiéndose  el Ay Carmela seguir este grupo, donde comprobarían cómo el viento se venía abajo.

Nosotros en nuestro bordo, ya solos, comprobamos cómo el viento se incrementa en un nudo, suficiente para llegar a meta en primer lugar y sacarle al segundo, el Ay Carmela,  en tiempo compensado más de 6 minutos, tiempos habituales en estas condiciones de escaso viento.

Agradecido  a la estupenda labor de la tripulación siempre atentos y motivados:  Miguel, Saúl, Hakan y César y también a otros habituales y que no pudieron asistir a esta cita como Alfonso, Orlando, Álvaro, Andrés y  Santiago. Éxito, tal vez, el más importante de nuestra trayectoria dado el número de participantes, veinte, y el nivel de los mismos.

Saludos y hasta la próxima.