6ª PRUEBA INTERCLUBES, E. N. MARÍN

Iñaki Carbajo    8 abril, 2019

Hola a todos/as, en esta última prueba de la serie nos encontrábamos en la clase ORC4 tres barcos en la situación en la  que el que ganaba esta última se llevaba el primer premio de la regata.

El día se presentó con lluvia, mucha ola y mar picado y un viento entablado entre 18 y 20 nudos. Estas condiciones en principio nos favorecían al Chispa Nejra y a nuestro barco, más pesados y estables que el ligero Yatlant-24 el Travesío-Conservas La Riviére que sufre mucho con el oleaje. De todas formas estos últimos tienen un gran nivel y ya nos habían ganado en las anteriores regatas con estas condiciones.

El caso es que se tuvo que retrasar la salida una hora dadas las condiciones de alerta naranja por ola  y cuando llegó la hora nosotros y el Travesío salimos por el Comité donde pensábamos que había más intensidad por esa zona norte y el Chispa salió por la boya quedando a la postre a sotavento nuestro.

Ya en los primeros pasos se vió que el Travesío sufría mucho con esas condiciones y arribaba por momentos más que nosotros. El Chispa, más a sotavento, con menos gente a la banda, nos aguantaba más o menos nuestra velocidad y ángulo.

Así llegamos primeros nosotros a la boya de barlovento, la de Pelados, y al poco el Chispa. El rumbo era de través cerrándose por momentos y con esas condiciones nos pensamos mucho el poner el spí. Y antes de la mitad de ese recorrimos lo izamos. Craso error, porque no fuimos capaces de trimarlo y llevarlo bien y optamos por arriarlo e izar el Génova de nuevo de tal manera que nuestro perseguidor, izando su gennaker, nos dio caza en la boya de sotavento.

Desde ahí a la nueva boya de barlovento, la de Morrazán, estuvimos muy atentos al buen trimado del Génova con uno muy adecuado para ese rango de viento y en el que nos centramos en trimarlo bien para no fallar como en otras ocasiones y llevar el barco bien. Con toda la tripulación bien a la banda poco a poco íbamos haciendo más ángulo que el Chispa y tal vez con más velocidad.

Iniciamos los primeros del grupo en una virada hacia el norte, de donde venía el viento, acertadamente y nos plantamos en Morrazán con una buena ventaja sobre nuestro perseguidor e izamos el spí directos a la llegada en la Escuela Naval de Marín.

Los rumbos con spí generalmente se nos dan muy bien y creo que volvimos a sacar algo más de distancia de tal manera que nos plantamos con tres minutos y medio de tiempo real sobre nuestro perseguidor y una amplia renta sobre el Travesío que siguió sufriendo toda la regata con esas condiciones.

Por lo tanto , ahí nuestra alegría, quedamos primeros en esta prueba y por lo tanto primeros en la regata Interclubes en la clase ORC4, regata que teníamos muchas ganas en ganar dado que en sus cuatro ediciones anteriores nos habíamos quedado muy cerca y que es una regata de mucha participación y de buen prestigio.

En esta ocasión navegamos Alfonso al Génova, José Luis a la mayor, Jorge de piano y comodín, Fran de proel y Chema con menores tareas a los que tengo que agradecer su buen hacer y grata compañía. También agradecer su aporte a otros tripulantes que en otras pruebas de esta regata participaron y no pudireon disfrutar de ésta; estoy pensando en Andrés, Hakan, Michi y Rubén.

Por lo tanto encantados con el resultado y nuestra labor. Nos hemos divertido mucho y hemos aprendido cosas a tener en cuenta para otras regatas.

La próxima será probablemente la  Rodríguez Toubes en el próximo mes . Saludos amigos/as.