33º TROFEO PRÍNCIPE DE ASTURIAS, MRCY DE BAYONA

Iñaki Carbajo    3 septiembre, 2018

        Hola a todos/as, esta vez nos fuimos hasta Bayona para participar en una regata de esas de renombre que se dan en el verano en estas latitudes. Y otra vez volvimos a tener esa sensación de ser la clase peor tratada de todas.

        Por una parte nos metieron en ORC 4 a barcos con un diferencial de GPH  de 100”/milla lo que en otras era de 30-35”/mila. Pero gracias a que hubo poco viento en general que los de menos GPH tuvieron más opciones, porque con viento medio y fuerte las probabilidades se les hubieran mermado claramente. Y gracias a que éramos al final 10 barcos solamente y no los 18 del año pasado.

        Por otra parte siendo la salida programada a las 12h30’ y dada  la predicción de viento muy flojo hasta alrededor de las 17h cuando previsiblemente saltaba más viento  y con unas temperaturas cercanas a los 40 grados que empeoraban esa predicción, pues aun así nos dieron la salida en la ensenada de Bayona y con un recorrido largo de 17 millas.

        Al cabo de poco tiempo nos fuimos quedando sin viento azotados por las altas temperaturas y cada mucho tiempo saltaba una pequeña brisa que nos hacía andar un poco y desesperadamente vuelta a lo mismo. El ánimo resultante era de desesperación y de hastío siendo este tipo de regatas las que no crean afición sino todo lo contrario.

        El comité dio la salida y desapareció con las otras clases y sólo quedó un joven en una neumática que tras horas y horas de penuria acortó el recorrido sólo el último tramo por lo que la mayoría entramos fuera de tiempo y sólo dos embarcaciones lograron enganchar la última brisa que les llevaría a finalizar la regata. Uno de ellos el favorito y en mejor forma de la clase ORC 4  de todas las Rías Baixas, el Balea Dous, y el otro el Travesío-Conservas La Riviére.

        Nosotros antes del último tramo estábamos con estos dos pero no acertamos a enganchar con esa brisa que estaba a unos 30 metros y que primero enganchó el Travesío tras mucho tiempo y luego el Balea tras unos 50’ de estar parado en el mismo sitio y que nosotros tras unos 20’ más logramos enganchar, pero ya era tarde.

        Cuando volvimos a Bayona, ya eran las 19h o las 20h, las otras clases ya habían llegado hacía tiempo y estaban disfrutando de la sombra y las bebidas.

        El comité, dada esta previsión, podía haber dado la salida más hacia el medio de la Ría como el año pasado y con un recorrido más corto y pegado a Cíes donde se mantenía un poco más el viento. O por lo menos haber acortado el recorrido antes.

        El domingo parecida previsión aunque la entrada de viento era algo antes, sobre las 14-16 h, y hasta esa hora otra vez sufriendo, pero por lo menos estábamos delante, pues habíamos salido muy bien, tomado iniciativa en poner el spí e ir a por el viento hacia el oeste y nos pusimos en cabeza de todos, incluidos los Open, hasta llegar al Faro de Bondaña donde nos alcanzó el Balea Dous y alguno de aquella clase dándose una pequeña encalmada, donde nos recortaron el resto, pero sin cogernos. Después, un tramo hasta punta Subrido y otro hasta las islas Cíes, donde acababa la regata y en los que mantuvimos una distancia corta con éste, quedando nosotros primeros en esta etapa y sacándole más de tres minutos al Balea, que quedó segundo en esta prueba, lo que nos permitió quedar terceros en la clasificación final y marcharnos con un buen sabor de boca y reivindicándonos de cara a las próxima prueba que es la renombrada regata J. Carlos I de Sanxenxo. Hasta entonces saludos a todos/as.